"COMO ALGUIEN APRENDIO LO QUE NADIE LE ENSENYO"

(más cuentos)


Él decía a todo que SÍ. Y una vez hasta la hizo REÍR. Y ella le confesó, -Quiero ser un Demonio-. Y él, -SÍ!-. Y ella, -y no te parece que MickJagger tiene un PUNTITO-. Y él, -NO-. Y ella, (silencio). -Pues mira su EX-mujer-. Y él pensó, "pues está buena". Pero, -y qué?-, se dijo. Entonces, (interferencias). Pero, -Agustina, no te das cuenta de que SOY YO???-. Pero claro, no estaban preparados. Y os preguntaréis, "preparados para qué?". La grandeza? Y ella, -que ya somos mayorcitos-. Y él, -entonces?-. Pues entonces DOS viajes. Cuatro en realidad. TRES en avión y uno en Barco. Pero nada.

Entonces, entonces, ENTONCES. Tres años pasaron. Y ahí pasó de todo. Es decir, de todo lo posible. Folleteos, vaguedad, yoga... Y un extraño y misterioso "jeje". Ahora os voy a rebelar un secreto: El Kung Fú no sirve para nada. Tenéis que decir Gungfú, GUNG. Es bien sencillo, echad la vista atrás, a los tiempos de la animación más gloriosa. Los de la Warner. Y nos centraremos en un personaje, je. El diablo de Tazmania. Otra vez, SÍ, convertíos en él. Quedaréis aislados, pero no importa, lograréis pasar todo un día en una misma posición con tan sólo un cigarro, apenas comida y sin música. Adelgazaréis. Pero desscubriréis muchas cosas. Eso te da perspectiva. Cuando, por fin, salgáis a la calle, las paredes os asfixiarán. El pecho se derretirá, y la cabeza, bueno, la cabeza nunca está lista. Entonces, SÍ, entonces, entonces, entonces... Seguramente, un día, el menos pensado, al regresar a vuestro nido, CINCO policías, un ATS y DOS enfermeras os estén esperando. Trataréis por todos los medios de recolocaros vuestros guantes dorados. Pero os temblarán las manos. Os esposarán, tal vez, nuevamente, y una aguja con substancias radioactivas atravesará vuestro músculo más preciado.

Entonces, camisa forzada, correas, más substancias, y al despertar... Estaréis bien. De hecho ya lo estabais. Pero el lugar... Ay, el lugar... Hablan de Londres, del terror, de los móviles, nada comparado. Pero tranquilos, es salvable. Tampoco os aficionéis mucho, podéis acabar tarados. Pero de verdad.

Allí, reconoceréis caras familiares, tal vez. Pero cada vez más distantes. Os habéis marcado una distancia del mundo singular, y os llamarán megalómano. Y por qué? Por exclusivamente dos o tres conversaciones, y, aquí viene lo peor; sobre cómics, mujeres, y pendientes. Pensaréis, coño, es mi vida. Y a ti, quién te la contó? Pero no debéis olvidar nunca eso. Los rostros familiares. Fisonomía, si no sabéis lo que es; diccionario. Los cuerpos también están bien, pero recordad también que, a partir de los 40 tod@s están sueltas.

Entonces, entonces... Ése tipo, el llamado doctor que no levantaba un palmo del suelo cuando lo conociste y que se cubrió de asombro con tus consejos y verdades, quizá, puede, que algún día, hasta pueda llegar a ser tu amigo. Todo dependerá, obviamente, de cómo se comporte. A los que te dieron por el culo olvídalos. A no ser que te gustase.

Así pues, no desesperes, o no demasiado. De esos ya hay muchos por el mundo haciendo el canelo. Y tal vez, ya digo, tal vez, aquel SÍ, encuentre una respuesta amable.


Comentarios

Entradas populares