DE CUANDO OLIMPIA Y APOLO SE REENCONTRARON

Y Apolo besO su mano. _Bella Olimpia, tu tez sagrada luce como siempre_. _Gracias poderoso Apolo, en parte es debido a la naturaleza de tu cuerpo_. _Haces que me sonroje, bella Olimpia_. _Nada mas lejos de mi pretension, y ahora, tendrE el fuego?_. _Lo tendrAs pero no olvides algo muy importante_. _Dime, poderoso Apolo_. _Este fragor sOlo es para los hombres. Si ellos no son rectos, justos, y decididos, se extinguirA como la Ultima vez_. _Descuida, poderoso Apolo, he visto mas de mil noches vagar por mis ojos, sombras de arrecife, caos canivalista, entre ellos, aquellos hombres; esta vez, ahora que te veo, ahora que te contemplo, no errarE en mi cometido y harE partIcipes a todos ellos de tu poder del modo mas cauto que me sea posible. Ya ves que nosotras las mujeres solo a vuestro servicio podriamos estar, pues es la luz que ilumina a nuestras crias, la que hace crecer los Arboles, y sobretodo, la que nos destierra de un mar salvaje en que nos hemos ido hayando poco a poco sin saber. Apolo, esta llama serA eterna. Y mi gratitud hacia ti, tambien_. _Esta bien Olimpia, bella Olimpia, toma!


Entonces se hizo la llama, y con ella trillones de chispas. Asi comenzaron los Juegos Olimpicos de la V era de la humanidad.

Comentarios

Entradas populares