APACHES

-Si de verdad la amas, y has hecho todo este recorrido para llegar a ella, tendras que cumplir unas condiciones.
-Si.

(El jefe indio Chernobil sopesa con la mirada y el menton un poco alzado la planta de nuestro personaje)

-Que condiciones?
-Creo que con amarla y no amarrarla al estilo de vuestros bueyes sangrientos trepanados de manera nocturna con alebosia, sera suficiente.

(El jefe indio Chernobil acaricia sus mejias)

-Tienes coraje, forajido. Pero tal vez eso no sea lo suficiente.
-Puedo procurar todos los bienes de este mundo y los del mas alla tambien si es necesario.
-Para ella??
-Para nosotros...

(El jefe indio Chernobil enciende su pipa)

-Te crees uno de los nuestros? Con tanta prontitud?
-Nosotros somos los elementos, te crees tu uno de ellos?

(El jefe indio Chernobil enciende su pipa y la hace conbustionar con una rama mediante exactamente tres caladas)

-Ellos, no?
-Ellos...
-Eres un tipo peculiar, imagino que tus derroteros te han forjado asi. Supongo que sabras que los Apache no tenemos... Como lo llamais los Piel de leche?
-No lo se.
-Cascarillas.
-Cosquillas? Tal vez?
-Eso. Los Apache no tenemos cosquillas.
-Permiteme que lo ponga en duda.
-Creo que tratas de buscar en nosotros algo más que a una de nuestras hembras.
-Tal vez sea al reves...
-Los Apache vivimos en armonia con el medio, estamos inmersos en el todo, cada lagrima del rio y cada estrella del firmamento forman parte de la inmutabilidad de nuestros antepasados.
-Entonces los "Apaches" no tendrian que tener miedo a nada.

(El jefe indio Chernobil chama una ultima calada y deja reposar su pipa nuevamente)

-Tenemos miedo del buey, del zorro, del bisonte, del toro, del conejo, todos ellos dificultan nuestro sustento y ponen en peligro nuestra subsistencia. La caza no es tan solo un objetivo definido, para entender la caza debes entender el medio al completo.
-Entiendo...

(El jefe indio Chernobil no sonrie, jamas sonrie)

-Entonces dime, forajido, amas a Dulce Cacao y seras capaz de hacerla feliz?
-Solo si ella tambien me ama a mi.
-Ja Ja! Eso es un concepto absurdo!
-Por que?
-Las hembras aman a sus crias para luego despecharlas, es el hombre quien debe procurar paz y prosperidad para que todo eso llegue a producirse.
-Perdoname, "jefe indio Chernobil", pero pongo en duda que a ti jamas te hayan dado un solo beso de corazon. Dejarias de pensar en el ave que dispone los objetivos de la caza vespertina. Y las estrellas ya no le traerian el recuerdo de la muerte, de las miles de muertes, tal vez. El grajo cantaria a su libre voluntad, y los rios serian tan solo paraisos en los que revolcarse y retozar. Perdoname "jefe indio Chernobil", pero en el poblado de los Cherokies al menos me ofrecieron un par de caladas a una de sus pipas.

(El jefe indio Chernobil queda totalmente desconcertado. Se rasca la cabeza tal vez por primera vez en su vida. Mira extrañado sus dedos y halla, CASPA. El jefe indio Chernobil curiosea con las yemas de sus dedos la desconocida substancia y la huele. Es cuero, puro olor a cuero, como el del buey)

-Entonces no se hable mas, amigo. Has conseguido mi propio pellejo al parecer. Corre con tu caballo albino y disfruta de Dulce Cacao.

(Jefe Indio Chernobil sopesa toda la conversacion al tiempo que sonrie levemente mientras el forajido y Dulce Cacao se alejan, palpa su menton, recoge su pelo y anuda con una desvencijada cuerda su melena en una coleta. Al rato se aproximará una hembra de la tribu para hilvanarle una trenza)

Comentarios

Entradas populares