EL MURO DE AQUELLA MUJER

Era fulminante

como tratar de

y jamas

jamas

jamas

lograrlo.


Y asi

el eco

el viento

los aspavientos

la gente

el circulo

el fuego

el llanto

jamas

jamas

jamas

cesasen.


Solo por un momento

mayor al instante

crei tenerlo

pero las cataratas

se forman sin talento.

Comentarios

Entradas populares