Diario de un guerrero (Capítulo 6: Homero)

Charlando el otro día con un colega chileno del mundo de las letras comentábamos sobre unos versos del propio Quevedo. Del decadente Quevedo. Eran escuetos, en referencia a la MUERTE. Y decía algo así como que, "no se debe olvidar que la Muerte ronda por todas partes...". Para ello empleaba la fijación en ciertos matices y detalles insípidos y ciertamente anodinos sobre un día más de solitario en su vida de "ilustrado". Creo que Quevedo perteneció al Siglo de Oro o algo así, no? Tal vez posterior, no importa. La época del medievo y los trovadores.

Pues bien, este amigo, lo adoraba, decía ver en ellos el reflejo incesante de ese sentimiento de desesperanza ante la inevitable causa de nuestra vida, su finitud, en la vejez.

En seguida me fui a la Wikipedia. Sabía ya algo del tal Quevedo, que tuvo movidas con los intelectuales de su época como Góngora y tal. Y es que no es para menos, el hijo de puta, atestigua en una cita que ha dejado para los lustros que Séneca es CONFUSIÓN y Homero CEGUERA. A parte de otros tantos autores ya más desconocidos por mí pero al parecer muy presentes en la particular denostación de este autorcillo hacia todo lo que no sea su propia pluma.

Y entonces se lo comentaba a mi madre anteayer en la plaza del barrio. La conversación venía a decir lo siguiente:

-Quevedo fue uno de los grandes, eso está claro, pero aún así, no le llega ni a la suela de los zapatos a Cervantes.
-Tú también eres un poco arrogante.
- Pero yo no voy por ahí diciendo que Homero es ceguera! No me jodas...
-Ya...

El caso, pude apreciar también en la actualmente necesaria Wikipedia (enciclopedia LIBRE, como debe de ser), los siguientes versos:

Vale, ahora no los encuentro pero los reproduzco a mi modo de recordarlos, porque, la verdad, no es tan difícil imitar su estilo:

"Mujer, ella
que me dejó el calor de este cirio
el silencio de los grillos en la noche
y el sentimiento de que mañana, a estas horas,
volveré a darme cuenta de que la perdí para siempre".

Sí, muy bonito, muy melancólico, pero, es evidente.

Palabras de un frustrado, de un heterodoxo de la ortodoxia que supuestamente repudia porque, en la vida, es lo único que le queda.

Una mujer debió vencer, para siempre, y lo dejó solo, con ese cirio y esas rutinas tan... Deprimentes; devotas a la lectura y el cultivo intelectual. Paradójica conclusión de un "supuesto" anti-doctrinas literatas.

HOMERO ES DIOS.

Cervantes el Hidalgo más valeroso de este mundo y los que estén por descubrir. (Universal, dicen)

Y Séneca un guerrero de la política que le tocó vivir el periodo de mayor caos ante el Emperador más tiránico que ha podido dar Roma: Nerón.

Así que saquen ustedes sus conclusiones.

Hoy llueve a cántaros. Truena, centellea el cielo ennegrecido. Es un maravilloso día no obstante. Y LA MUERTE, "tan presente" no puede andar más lejos de los ojos de este humilde aspirante. No obstante, hablaré de otro que ya no es aspirante porque está muerto, pues aspirante se es siempre que se viva. Dijo el segundo mejor escritor del Siglo XX despues de Françoise Ferdinand Celine, Charles Bukowski:

"Y sé siempre consciente de la posible total derrota".

Pero nada que ver, donde uno es camarada el otro es... Pues eso, Quevedo.





Comentarios

Entradas populares